Carnet y otras licensias son un robo

Maria Oropeza de Portuguesa, Venezuela

María Oropeza

Las licencias restringen deliberadamente el suministro de mano de obra y de empresas en las ocupaciones autorizadas. Se requieren varias reglas y requisitos para el trabajo en la ocupación o para el ingreso a una determinada línea de negocio. Aquellos que no pueden calificar bajo las reglas no pueden ingresar. Además, aquellos que no pueden cumplir con el precio de la licencia no pueden ingresar. Las tarifas de licencias pesadas ponen un gran obstáculo en el camino de los competidores con poco capital inicial.  —Murray Rothbard

Mi opinión con respecto al carnet para llenar tanques de gasolina:

En primer lugar, un ciudadano simple posiblemente se pregunte ¿no hay material para cédula de identidad pero sí para un carnet que sólo sirve para controlar lo que haces y no haces en tu vida?  Es una millonada que si bien pudiese haberse invertido en comidas y medicinas, prefieren invertir en un carnet, pero ¿Qué ganan? Ganan que las mafias, una vez más, te controlen y hagan sus negocios sucios.

Y finalmente, rememorando como este régimen ha intentado permear en cada una de las cosas habituales de nuestra vida, desde la violación a la propiedad privada hasta quitarte la comida; que empiecen imponiéndote una caja clap (“comida”) cada trimestre, luego usar el carnet para obtener esa caja, luego el carnet para sacar un pasaporte, luego el carnet para comprar medicinas, luego el carnet para comprar gasolina; sólo aumentará el fluido de contrabando y la impunidad.

Siendo pragmáticos, quien no entienda que la naturaleza de éste régimen es criminal y mafiosa, no entenderá que cada control cambiario, monetario y de carnetización, lo que beneficiará son a las mafias, como Maduro, su régimen y los pseudo militares enchufados que se sostienen con tres lochas; mientras el ciudadano simple cada vez es más empobrecido.

Pero siendo principistas, esto se trata de la libertad y dignidad. ¿Permitiremos que nos quiebren?

¡Desobedece! ¡Rebélate!

Si nos rebelamos, nos liberamos.

María Oropeza es una abogada de derecho, una libertaria orgullosa y la Coordinadora Nacional Juvenil del partido liberal Vente Venezuela.

English version

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *